A estar orgullosos: Argentina es subcampeón...

En Rio de Janeiro, la selección argentino estuvo cerca de la gloria, pero cayó por la mínima diferencia ante su par de Alemania, en el encuentro de la final de la Copa Mundial de la FIFA "Brasil 2014". Argentina jugó un buen partido, le faltó Messi, pero terminó justificando por que llegó hasta la final.

En el primer tiempo, se vio un partido entretenido, con dos equipos con planteos tácticos muy distintos, pero acordes al partido que se estaba jugando.
Alemania salió con una idea de juego basada en el control del balón. Circulando el esférico por todo el medio campo, y toqueteo del mismo, el conjunto bábaro tuvo mayor posesión, pero llegó muy poco al área rival, y cuando lo hizo no pudo con la defensa de azul.
Por el lado argentino, el planteo fue esperar y contraatacar. Si bien no dominó el partido, se supo defender bien, estuvo preciso a la hora de atacar. Por la banda derecha, Lavezzi y Messi pudieron desbordar en algunas ocasiones.
Fue el conjunto albiceleste, hoy de azul, el que tuvo dos chances claras de gol. En la primera, Kramer entregó mal el balón y lo aprovechó Higuaín, quién estaba habilitado gracias al pase a atrás, y cuando estuvo frente a Neuer, pifió el remate, y su esférico se marchó a afuera. En la otra, Messi desbordó con velocidad por derecha, superó a Höwedes, se metió al área y cuando llegó junto al arquero, no pudo definir, y en el rebote, Boateng sacó n la línea la pelota.
Alemania tuvo un remate de Schürrle, pero fue a las manos de Romero. Primera mitad pareja, pero con un dominador del balón -Alemania-, y un dominador de las acciones -Argentina-.
En el segundo tiempo la tónica del partido fue un poco distinta. Alemania no encontró el hilo conductor, Kroos no pudo encabezar al equipo alemán, ni Klose fue tan pesado en el ataque como en otros partidos.
Argentina fue un poco mejor, encontró como herir al rival, y supo por donde hacer pasar el balón. La selección nacional fue de menor a mayor, principalmente por el ingreso de Agüero (entró por Lavezzi), que le resto peso a la ofensiva argentina. Messi no pudo destellar su fútbol, y todos los ataques fuero intentos tibios, sin profundidad.
Eso sí, el árbitro no le cobró un penalazo de Neuer a Higuaín, al borde del área grande. 
No hubieron muchas acciones, el cero en el marcador los llevó al tiempo suplementario.

En el tiempo extra las intenciones de las selecciones estuvo bien claro. Argentina apostó a defenderse y atacar de contra, intentando explotar la velocidad de Palacio y Agüero. El problema estuvo allí, es que el Kün nunca estuvo a la altura de una Final del Mundo. Messi no gavitó, ni en lo individual, ni en lo colectivo. Mascherano, Biglia y Demischelis fueron los estandarte de una defensa que dio hasta no poder más.
Alemania fue el patrón dle balón, tenía la idea fija en atacar, y con mucha entrega y aprovechando los espacios, intentó de todas las formas herir a la argentina.
Minutos 112, Schüerrle se proyectó por izquierda, le ganó en velocidad Mascherano y a Zabaleta, y metió el centro al área, para que en dos tiempo Mario Götze defina ante la salida de Romero. Gol de Alemania. Lo buscó, lo quiso, y lo encontró, en los pies del hombre que menos había jugado a lo largo del mundial.
Los minutos finales fue una carga barraca de Argentina, que ni tuvo olor de peligro para Neuer.
Alemania es campeón del Mundo, sumó su cuarto título (Suiza 1954, Alemania 1974, Italia 1990, y Brasil 2014). Logró el Mundial que vino preparando a lo largo de ocho años. Fue el equipo que mejor jugó a lo largo del mundial, pero que en la final no demostró nada.
Argentina perdió. El sabor del fútbol argentino es amargo, pero el equipo demostró que tiene nivel de campeón. Faltó un poco más de Messi y Palacio. Di María no estuvo, y Agüero solo aportó un número en el campo de juego. Pero Argentina recibió la medalla de plata con el honor en alto.

Video: Fútbol Para Todos.

Síntesis - Formaciones:

Alemania 1: Manuel Neuer; Philipp Lahm, Jérome Boateng, Mats Hummels, Benedikt Höwedes; Christoph Kramer, Bastian Schweinsteiger; Thomas Müller, Toni Kroos, Mesut Özil; y Miroslav Klose.
 Suplentes: Ron-Robert Zieler, Roman Weidenfeller, Kevin Großkreutz, Matthias Ginter, Erik Durm, Sami Khedira, Per Mertesacker, Julian Draxler, Andre Schürrle, Lukas Podolski, y Mario Götze.
   Cambios: 30' Schürrle por Kramer; 87' Götze por Klose; y Mertesacker por Özil.
DT: Joachim Löw.

Argentina 0: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Ezequiel Garay, Marcos Rojo; Enzo Pérez, Javier Mascherano, Lucas Biglia; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, y Ezequiel Lavezzi.
 Suplentes: Agustín Orión, Mariano Andújar; Hugo Campagnaro, Federico Fernández, José Basanta, Fernando Gago, Ángel Di Maria, Maximiliano Rodríguez, Augusto Fernández, Ricardo Álvarez, Rodrigo Palacio, Sergio Agüero.
   Cambios: ST' Agüero por Lavezzi; 76' Palacio por Higuaín; y 85' Gago por Pérez.
DT: Alejandro Sabella.

Gol: 112' Mario Götze (Alemania).
Amonestados: Schweinsteiger y Höwedes en Alemania; Mascherano y Agüero en Argentina.
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia).
Asistentes: Renato Faverani, y Andrea Stefani (Italia).
Cuarto árbitro: Carlos Vera (Ecuador).
Estadio: "Maracaná", Rio de Janeiro