El Indio festeja su cuarto año

Fotos: Facebook.
El Club Deportivo Andrés Guacurarí cumple tan solo cuatro años. Cuatro años en los que pasó altas y bajas, pero sin dudas que la mayor felicidad la obtuvo el año pasado, cuando ganó los dos Torneos de la División "C" en la Primera División de la Liga Posadeña, y ahora es parte de los clubes de la División "B". Cuatro años después del primer entrenamiento en Garupá, el "indio" comienza a escribir una historia de sacrificio y entrega.


Luego de preparar a jugadores en varios clubes (Atlético Misiones y Crucero del Norte, entre otros), Juan Ramón "Cepi" Núñez Silveira tomó la decisión de formar una nueva escuela de fútbol, fundando el 3 de marzo del 2013 el Club Deportivo Andrés Guacurarí.

En sus comienzos, el "indio" entrenaba en un predio ubicado en Santa Inés. Allí comenzó con los chicos de entre 5 y 14 años. Rápidamente, Andrés Guacurarí puso un equipo en la Primera y la reservas, donde participó varios años, pero tuvo que interrumpir su presencia en las categorías mayores por cuestiones económicas. Eso sí, siempre dio el presente en las categorías infantiles o formativas.

Hoy en día, los chicos que forman se preparan en las canchas del predio de La Terraza, en donde de los chicos se entrenan pensando en participar en seis categorías de la Liga Posadeña: 2008, 2007, 2006, 2005, 2004 y 2003.

Copa y festejo de ascenso.
En Guacurarí "solo se practica fútbol, más que nada por el espacio físico. Estamos con una mini sede en el predio de La Terraza, la escuelita de fútbol entrena allí", declaró Cepi, quien agregó que "la Primera y la Reserva se entrenan en las instalaciones del Club de Educación".

En el 2016 el club volvió a participar en el certamen local en la Primera, donde obtuvo los títulos de campeones de los Torneos Apertura y Clausura, logrando el ascenso a la División "B".

Como todo club misionero, el principal problema que deben afrontar diariamente es la falta de fondos. Para el equipo de Primera, son los mismos jugadores quienes abren la billetera para jugar. "Es todo esfuerzo de los jugadores. Entre todos juntamos la plata para pagar a la Liga. Juntamos entre nosotros la plata para jugar los partidos", detalló el presidente y DT del club.

Por el lado de la Divisiones menores, son los padres de lo chicos quienes afrontan los gastos para que los niños puedan participar en los certamenes locales, y demás gastos para su preparación (indumentarias, materiales para entrenar, entre otros costos).

"Andrés Guacurarí", mucho más que un nombre
Con respecto a la elección del nombre del club, Juan Ramón reveló que "Yo creo que Andrés Guacurarí es una persona importante para lo que representa a nuestra provincia. Ha sido un héroe, un gladiador, ha trabajado y ha sacrificado muchas cosas por nuestra provincia. Significando justamente el sacrificio y el empeño que le ha puesto él a toda su vida, hemos tratando de inculcar eso a todos lo que visten esta camiseta es que elegimos este nombre para el club. Yo creo que no hay nada mejor que tener el nombre de alguien que ha dedicado su vida y luchado siempre para lograr sus objetivos".

Primera: A por otro ascenso...
Con el reciente festejo por el ascenso, Andrés Guacurarí se ha comenzado a preparar pensando su participación en el torneo del ascenso posadeño. A diferencia del torneo anterior, el Indio solo tendrá que enfrentarse con clubes del ascenso (División "B" y "C"), lo que haría menos complicado su camino para lograr otro campeonato.
"Nosotros llevamos casi un mes y medio de preparación. Empezamos a entrenar el 25 de enero. Esperamos con mucha expectativa estar a la altura de los acontecimientos, y logar el objetivo que es el ascenso a la "A". El equipo es la base del que jugó el torneo pasado, más algunos refuerzos que se sumaron al equipo. Va a ser un certamen dificil, hay rivales muy duros y que también se están preparando", sostuvo el técnico.
"Es otro nivel de juego. La manera de plantear los partidos será otra. Con los del ascenso será más complicado, los equipos se cierran más, pero ese es el obstáculo que hay que pasar para poder ser los mejores", proyecto Cepi.

Han pasado cuatro años. En el medio se han formado varios chicos, algunos continúan y otros no. Pero el reciente ascenso ilusiona a todos en el Indio, que quieren, primero que nada, ser una cuna de futbolistas, y luego, una cuna de campeones.


¡Felicidades Andrés Guacurarí!