Copa América: México y Venezuela empataron

En Houston, México y Venezuela cerraron la primera fase con una igualdad por 1-1, en el encuentro correspondiente al Grupo "C" de la Copa América "Estados Unidos" 2016. La vinotinto ganaba el partido con un golazo de Velázquez en la primera parte; pero en el complemento apareció Corona y le dio la paridad a los mexicanos.



"Apenas a los 3', González se lleva la primera amarilla, al saludar con lámina completa la carrocería enclenque de Aquino. Ya no aparecería, hasta salir de cambio por Tecatito Corona al 18.

Mientras México puja, pero no controla, el primer acoso llanero llega a los 8': tiro de esquina en una jugada que se consume en las manos de corona, pero con ocho venezolanos en ataque.

Y a los 10, entre el desorden, la permisividad y desasosiego de todo el aparato defensivo de México, aparece la espléndida tijera de Velázquez, una contorsión de ballet, para el 1-0. Sí, jugada a balón parado, la migraña del Tri.

Primera vez que el Tri de Juan Carlos Osorio besa la adversidad. ¿De qué está hecho? 80 minutos para relatarlo.

Reacciona, sí, pero por impulso más que por orden. Venezuela agrupa sus líneas de cuatro y saca el manual del contragolpe. Dos situaciones francas de Hirving Lozano, cabeza y pie, terminan en pobres remates. Mientras que al 34, Tecatito en otro remate de cabeza, sólo saca del ocio al arquero venezolano, Dani Hernández.

El cubano Yadel Martínez, correcto hasta entonces, al 38' se come una clara mano en el área venezolana, tras el cabezazo de Héctor Moreno, cuando Ángel Wilker salta con la mano en todo lo alto.

México termina presionando, pero sin una coherencia. A empujones. A estímulos de desesperación. La condena de su inoperancia la relata el marcador: 1-0 con brindis Vinotinto.

Miguel Layún es la respuesta en el libro de obviedades de Osorio. Sustituye a Torres Nilo. Pero genera por derecha la mejor posibilidad que Fletscher despeja desesperadamente ante la embestida de Oribe Peralta.

Más fuertes, más veloces... y más comprometidos, los venezolanos ganan pelotas comprometidas o divididas, y en la recuperación hay futbolistas hábiles y convencidos. Y México juega al filo de una navaja de dos filos. Suicidio y resurrección conviven.

Remates de Corona y de Layún, que sólo quietan la modorra al portero venezolano, son el mejor respingo de un Tri que sigue arrimando balones, pero sin entretejer con sobriedad ni talento condiciones de gol, con un Andrés Guardado víctima de la enfermedad más grave: distracción.

Se viene Chicharito. La afición se alborota. La última veladora de Osorio se enciende. Suple a Molina. A todo o nada. Por todo o sin nada. "Chícharo, Chícharo", el coro de la tribuna. Plegaria de habeas corpus.

Y de inmediato, el gol lo desafió. Cobro por derecha, a los 70'. La pelota le llega de cobro, exacta, impecable, solo, en condiciones inmejorables. Se avoraza de gloria, el salto es perfecto, pero el remate es con el hombro izquierdo. Falsa alarma.

Una nueva oportunidad del destino. Minuto 74. Doble remate en el área de Reyes y Herrera. Hernández se sublima en dos atajadones. Los merodeadores no asaltan la quietud de sus redes.

Rafael Dudamel decide saber si es deficiencia de sus delanteros o la fortuna circense de Corona. Guerra, quien se ha ido de tregua, deja a Salomón Rondón su lugar.

Tecatito vuelve a poner el ejemplo. A los 78, por izquierda penetra, caracolea, desborda, amaga, frena, engancha, pero su disparo se va a la izquierda del marco venezolano.

Pero Corona tendrá una nueva oportunidad. Y a los 80', vulnera en diagonal, implacable, recorta terreno y rivales, llega al área, y la pelota baila un tango arrejuntadita con su pierna zigzagueante. Y elige el egoísmo como pecado de salvación: 1-1, fusilando el lance resignado del portero.

La angustia se vive en la capilla de Corona. Un remate de fantasía en una chilena de Josef Martínez obliga a un fantástica desviada de Corona, quien termina poniendo un cerrojo ante los embates venezolanos.

El 1-1 sobrevive. Lo mejor del juego, en los minutos finales. Cuando los 11 del Tri eran una legión más coherente, ante una Venezuela que se resigna al empate, con el estigma de dos Jesús y de dos Corona." (Fuente: ESPN)

En cuartos de finales, Venezuela se enfrentará al ganador del Grupo D en Foxborough, el domingo a las 20 horas. Mientras que la selección tricolor será rival del segundo del Grupo D en Santa Clara, el domingo a las 23 horas.

Síntesis - Formaciones:

México 1: Jesús Corona; Paul Aguilar, Diego Reyes, Héctor Moreno, Jorge Torres Nilo; Héctor Herrera, Jesús Molina, Andrés Guardado; Hirving Lozano, Oribe Peralta, y Javier Aquino.
 Suplentes: Guillermo Ochoa, Alfredo Talavera; Néstor Araujo, Yasser Corona, Rafael Márquez, Miguel Layún, Jesús Dueñas. Carlos Peña, Cándido Ramírez, Jesús Manuel Corona, Javier Hernández, y Raúl Jiménez.
   Cambios: 17' Manuel Corona por Aquino; ST' Layún por Nilo; 67' Hernández por Molina.
DT: Juan Osorio.

Venezuela 1: Dani Hernández; Alexander González, Wilker Ángel, José Velázquez, Rolf Feltscher; Adalberto Peñaranda, Tomás Rincón, Luis Seijas, Alejandro Guerra; Christian Santos, y Yonathan Del Valle.
 Suplentes: José Contreras, Wuilker Fariñez; Roberto Rosales, Mikel Villanueva, Oswaldo Vizcarrondo, Juan Pablo Añor, Rómulo Otero, Carlos Suárez, Josef Martínez, Yangel Herrera, y Salomón Rondón.
   Cambios: 65' Martínez por Del Valle; 77' Rondón por Santos; 82' Otero por Guerra.
DT: Rafael Dudamel.

Goles: 9' Velázquez (Venezuela); y 79' Manuel Corona (México).

Amonestados: Herrera y Molina en México; González, Santos y Peñaranda en Venezuela.

Árbitro: Yadel Martínez (Cuba).
Asistentes: Joseph Fletcher (Canadá), y Darío Gaona (Paraguay).
Cuarto árbitro: Armando Villarreal (Estados Unidos).
Estadio: "NRG Stadium", Houston; Texas.