El partido de Crucero pasó a mañana

El árbitro Ramón Guaymas, a instancia de la AFA, pospuso el partido entre Crucero del Norte y Nueva Chicago para mañana martes a las 14 horas. El cotejo ya había sido pospuesto para este lunes a las 16 horas, pero por la falta de personal policial, el encuentro no pudo ser jugado. Chicago insistió hasta último momento para jugarlo, e intento suspenderlo para más adelante.



Todo había comenzado el sábado cuando cambiaron día y horario del partido entre el colectivero y el torito, que pasó del domingo a las 15.30 al lunes a las 16 horas. Ante esto, además los rechazos del club misioneros, la policía de Misiones informó que no podía brindar personal policial a la guardia del espectáculo, ya que sus oficiales estarían abocados a tareas por el operativo "Tres Fronteras".

En la tarde de lunes, el réferi Guaymas se presentó en Santa Inés con órdenes de que el partido se juegue o se juegue, por lo que le pidió al club que se haga cargo del operativo de seguridad. El club Crucero contaba en el momento del cotejo con tan solo seis guardias privados, por lo que no podía afrontar semejante responsabilidad.

Luego de varios idas y vueltas, y muchas llamadas telefónicas, el árbitro decretó que el partido se jugase mañana a las 14 horas, con público local. Para el partido de mañana, la policial provincial garantizó que contará con los efectivos para la seguridad en el estadio.